P1060291

El mármol Blanco de Macael procede como su nombre indica de Macael, Sierra de los Filabres (Almería), es un material que ha estado presente en grandes obras arquitectonicas desde tiempos antiguos. Algunos especialistas señalan que ya en época de los fenicios se utilizaba y un ejemplo sería el Sarcófago Fenicio de Cádiz del siglo V antes de Cristo. Pero es a partir de la dominación romana cuando su empleo adquiere mayor auge.

 

Las muestras más destacadas de la época romana son las columnas y estructuras del Teatro Romano de Mérida, y los capiteles, columnas y mosaicos de Italica, esto nos indica que las canteras estaban en explotación a principios del siglo III. También los árabes empleaban el mármol como motivo de ornamentación en sus construcciones civiles y religiosas, como aún se puede observar en la Mezquita de Córdoba en el Palacio de Medina Azahara, o en la Alhambra de Granada. Los árabes impulsaron la explotación de estos mármoles de forma permanente creando el principio de una industria que abarca desde el siglo X al XV. En la construcción de Medina Azahara el mármol de Macael se empleó especialmente en suelos, baños y capiteles. Otro monumento en el que luce el mármol blanco de Macael es la Alhambra de Granada. Aunque las 124 columnas del Patio de los Leones sean la muestra más representativa, se empleó también es solería, escalones,  y para realizar todas las fuentes. Esto nos asegura la actividad de las canteras durante los siglos XIII al XIV. En las reformas efectuadas en la Alhambra en el siglo XVI se colocaron, por ejemplo en la sala de Dos Hermanas, valiosas piezas de mármol blanco.

Tras la reconquista y la incorporación de la comarca al Reino de Castilla las canteras pasan a pertenecer a los vecinos de la villa de Macael. Durante la edad moderna el mármol se utilizó en edificios religiosos y para la realización de obras escultóricas. Durante los siglos XVI, XVII y XVIII el mármol de Macael se utilizó en la construcción de monasterios , catedrales y monumentos notables, como, el Palacio de Carlos V de Granada, la Capilla Real de los Reyes Católicos . El mármol blanco de Macael es un producto diferenciador y respetuoso con el medio ambiente. Su carácter ecológico y su belleza son una combinación perfecta a tener en cuenta para su aplicación tanto interior como exterior, siendo al mismo tiempo, un material único en soportar diferencias climatológicas de hasta 50º C de temperatura. Al mismo tiempo que ofrece soluciones técnicas a un proyecto y cubre necesidades de cualquier tipo gracias a su capacidad innovadora para estar presente en los proyectos más vanguardistas y el diseño de edificios inteligentes.

Nuestro mármol puede ser aplicado en múltiples proyectos y utilizado para infinidad de espacios como solería, fachada, chimenea, zona urbana, columna y balaustres, así como en baños y cocina, entre otros, la mezcla de sensaciones y sentimientos que transmite este material tras una serie de transformaciones puede ser comparable a una piedra preciosa.. Cualquier producto en piedra que ofrecemos atiende a las necesidades del cliente debido, en gran medida, a la capacidad de respuesta que tiene nuestra empresa, que cuenta con la tecnología existente en el mercado, con un personal cualificado y experimentado a lo largo de los años, y la trasmisión de conocimiento de generación en generación que ha hecho llevar nuestro mármol a cualquier rincón del mundo.

El protagonismo que adquiere la piedra natural en el diseño de cualquier zona de espacios interiores como exteriores exige lo que hoy en día se conoce como “know how”, un saber hacer con el que afortunadamente contamos capaz de aportar soluciones arquitectónicas a un proyecto, de cualquier dimensión y dificultad.